Entrevista con Andrea Bergareche de Lápiz Nómada

21/6/15

No se deciros si encontré a Andrea Bergareche o la vida la puso en mi camino, supongo que hubo un poco de todo. Lo que sí supe es que iba a hacer una de esas personas que marcan un antes y un después en la vida. Cuando decidí pedirle esta entrevista me moría de los nervios, pensaba que al ser un blog tan pequeñito y al tener ella tan poco tiempo me iba a decir que no. Mi sorpresa, su respuesta asertiva. 

Ella es artista de profesión y escritora de corazón. Además tienes un alma un poco errante, y así comienza su aventura. Tengo que admitir que la experiencia ha sido insuperable. Fue un placer encontrar a una persona tan llena de pasión por la vida y por lo que hace. He sacado un aprendizaje inmenso; sus palabras son capaces de transportarte a esos mundos recónditos de Sudamérica, su cultura y su gente.

Esta entrevista se dividirá en tres partes: la primera sobre ella y el blog, la segunda sobre sus viajes y la tercera sobre su proyecto Las Otras que son yo.
Facebook: /bloglapiznomada
Twitter: @ABergareche


Parte 1: Sobre ti y el blog.


1. La primera pregunta siempre es la más difícil, para relajarnos quiero hacerte una sencilla:  ¿Cuál es tu palabra favorita? 

Chirimoya. 

2. ¿Puedes hablarnos un poco de tu personalidad y carácter? ¿Cómo ha influido estos a la hora de relacionarte en tu viaje, blog, etc.? ¿Te ha ayudado o ha supuesto una piedra en el camino? 

Hablar de la personalidad y del carácter de uno siempre es difícil, pues en estas dos palabras va siempre lo bueno y también lo negativo y reconocer los fallos siempre resulta complicado. Aún así, si tuviera que definirme diría que tengo un carácter fuerte y una personalidad en algunos aspectos variopinta y bastante definida. Esto puede traerme a veces complicaciones, pero a su vez me permite no dudar mucho en mis decisiones y conocer gente interesante mientras viajo. A la vez, aunque en algunos aspectos puedo ser introvertida, pues me gusta mucho mi soledad y dedicar mucho tiempo para mí, trato de ir siempre con la sonrisa en la cara y estar lo más abierta posible a cualquier estímulo posible, cualquier persona nueva que merezca la pena y cualquier plan que se preste, siempre con la energía más positiva, lo que viajando me ha permitido conocer a mucha gente linda y vivir momentos muy auténticos, como acabar bebiendo chicha en una de las chicherías más locales de Cusco y simpatizar con las personas de edad del lugar o terminar cenando con todos los artesanos de Humahuaca mi primera noche en el lugar. Diría también que a pesar de algunas ideas muy definidas que me sostienen, soy bastante camaleónica, lo que me permite adaptarme a muchas situaciones y ser capaz de estar en cualquier ambiente. 

3. ¿Cuál ha sido la aportación (humana y cultural) más grande que te ha dado el blog?

El blog para mí está siendo algo muy satisfactorio, aunque requiere mucho trabajo, lo que viajando a veces se vuelve complicado. Gracias al blog, he podido conocer a toda una comunidad de viajeros que comparten sus experiencias y se enriquecen continuamente, que antes desconocía. Esto te da una mayor seguridad y motivación, al saber que somos mucho haciendo y pensando lo mismo. 

4. ¿Cuál ha sido tu mayor logro hasta ahora tanto en tu vida personal como en la cibernética?

Mi mayor logro es estar haciendo lo que quiero, lo que realmente disfruto, siguiendo mis impulsos internos y estando por tanto contenta conmigo misma. 

5. ¿Cuál sería tu eslogan?

Se libre, se feliz.


Parte 2: Sobre tus viajes.


6. ¿Por qué escogiste la cita de Montaigne para responder a la pregunta: “por qué viajas o te gusta viajar”?

Creo que siempre ha sido así. Uno sabe de dónde viene, qué es, de que se quiere desprender o qué es de lo que huye, pero aunque creamos saberlo, nunca es cierto del todo hacia dónde vamos, hacia dónde nos dirigen las decisiones que tomamos. Se que ahora estoy buscando, pero no siempre se el qué.

Viajar me gusta porque me permite aprender cada día. Nuevos paisajes, nuevas personas, nuevos acentos, nuevas formas de ver y de entender las cosas, lo que me obliga a estar poniendo en balance continuamente mis propias ideas, haciendo que estas se enriquezcan día a día.

7. Sabemos que te gusta especialmente América del Sur, tanto su cultura como su folklore pero: ¿Qué opinas de la situación política y social de los países que has visto hasta ahora? 

Lo cierto es que en algunos países en especial, la situación política deja bastante que desear, pero tampoco creo que se pueda generalizar. Hablar de la política de Sudamérica nos llevaría páginas enteras y habría que hablar específicamente de cada país, pues no es la misma la situación política de Argentina, de Bolivia o de Perú. La política de Argentina me ha permitido entender también más de la política de mi país y de la crisis en la que estamos metidos. En Bolivia por ejemplo creo que Evo Morales ha hecho un trabajo muy respetable en cuanto al orgullo indígena, reforzando la personalidad y la autoestima de un grueso de población que hasta entonces permanecía más marginado.

8. ¿Has tenido que sacrificar muchas cosas en tus viajes? ¿Ha valido la pena el sacrificio? ¿Por qué?

Uno siempre sacrifica en la vida, para uno u otro lado, sobre todo si se atreve a salirse de su zona de confort. Para mí decidir viajar significa renunciar también a muchas cosas, es cierto, algunas más importantes que otras, como estar lejos continuamente de la familia o de las largas amistades, de las personas a las que quieres, de la comodidad de una rutina. Pero por supuesto que merece la pena, sino no estaría donde estoy. Viajar es un aprendizaje forzado que transcurre día a día. Está lleno de despedidas, pero también de bienvenidas. De palabras y acentos nuevos, de imágenes que son un regalo para los ojos. Y eso merece la pena, eso enriquece por dentro.

9. ¿Qué es lo más raro que has visto? ¿y lo que más te ha sorprendido? 

Me sorprenden mucho algunas comidas y alimentos, por ejemplo. Son todo un desafío. Aún no me atrevo a probar los chapulines (saltamontes) en México, por ejemplo.

10. A lo largo de este viajes has experimentado muchas cosas ¿crees que te has descubierto a ti misma? o por el contrario ¿crees que la vida es en sí un viaje en el que no nos descubrimos hasta el final?

Creo firmemente que en la vida siempre nos estamos descubriendo, puesto que siempre estamos cambiando. La vida es un continuo evolucionar, algunos lo hacen predeciblemente en línea recta y otros vamos oscilando, pero es siempre ensayo y error, somos siempre nosotros mismos. 


Parte 3: Sobre tu proyecto Las Otras que son yo.


11. La Otras que son yo es un trabajo maravilloso. Está hecho con partes de tus diarios, los cuales escribes desde los 12 años, y sea convertido en tu autobiografía: ¿Qué te impulsó a poner en marcha este proyecto? ¿Por qué ese nombre? 

Lo cierto es que la idea salió un poco de imprevisto, estando yo en México en mi casa con un amigo, cuando el agarró uno de mis diarios y al verlo, dijo que debería hacer algo con eso. En un principio no le di mucha importancia, pero fui madurándolo con el tiempo y poco a poco el proyecto fue convirtiéndose en Las Otras que son yo, un proyecto que aún no está finalizado y que quizás algún día retome con tiempo. El nombre llegó durante el proceso, en cuanto más investigaba acerca de los conceptos que trataba de manejar. Me di cuenta de que hablaba de la intimidad y de la individualidad, al mismo tiempo que descubría una multitud de Andreas en las páginas de mis diarios, multitud de variantes de eso que llamamos yo. Algunas habían quedado atrás y otras aún no, por eso el nombre, porque el proyecto es hablar de todas esas otras, que también son yo. 

12. Por lo que he visto de tus trabajos tienen mucha intensidad, algo que me llama la atención es que no te da miedo a expresar tus conflictos emocionales y éticos: ¿Crees que México (donde has pasado una gran parte de tu vida) ha influido en tu arte y pensamientos a la hora de crear este proyecto? ¿Por qué? 

Todo influye, de una manera u otra. Un cambio de país, de residencia, un amigo nuevo o una relación. Todo eso se ve volcado de alguna forma también en tu trabajo. Al llegar a México lo empecé a notar en el color de mis dibujos, que se fue haciendo más vivo. Además, en DF hay un montón de cultura gratuita, tuve la oportunidad de acudir durante casi dos años a las últimas inauguraciones de la ciudad, acercándome a las últimas tendencias. Gracias a eso mi trabajo se volvió menos clásico y académico para enfocarse más en conceptos de nuestro tiempo. 

13. No te gusta hablar del futuro, por lo que he entendido, pero ¿en un futuro quieres dedicarle más tiempo a Las Otra que son yo que a Lápiz Nómada

Ambas cosas, aunque distintas, me gustan, cada una me dan un tipo de satisfacción. Creo que estas cosas van más por épocas, aunque supongo que lo ideal sería aunarlas. 

14. Cualquiera que te conoce o te sigue sabe que eres una persona alegre y parece que has conseguido tu sueño en la vida, así que me gustaría preguntarte ¿cuál es tu idea de la felicidad perfecta y si la has conseguido? 

No creo que exista una felicidad perfecta. Todo lo perfecto tiene siempre la trampa en algún sitio. Además que aburrido todo lo perfecto, que demasiado estable. Para mí la felicidad se acerca a seguir tus impulsos y sueños, hacer siempre aquello que te hace feliz, rodearte de gente sana para ti y aprender a ser tu mismo, lejos de las imposiciones de esta sociedad capitalista que nos convierte en algo que ni siquiera tenemos claro si queremos ser. Hacer ahora todo lo que queramos, pues sino es ahora cuando, en la jubilación? La vida es una y solo una. 

15. Para terminar, el proyecto está estrechamente relacionado con tu pasión por los tatuajes: ¿Podrías contarnos la historia detrás de tu amor por estos y el significado de los que llevas (en especial el de la mano derecha)? 

La verdad es que los tatuajes me han atraído desde muy joven. El primero me lo hice a escondidas a los 16 años. Luego estudié arte y nunca me planteé la idea de aprender a tatuar, aunque los tatuajes me seguían gustando. En 2013 tuve la suerte de llegar a vivir a Lágrima de Oro, donde aprendí a tatuar. Ahí también me hice el tatuaje del brazo derecho, que es como una secuela de la espiral que llevo en la espalda. En realidad yo quería tatuarme otra cosa en ese momento, pero finalmente acabé con una espiral más en el brazo. Y es que esta vida es así, como una espiral, uno gira y gira siempre alrededor del mismo punto, viéndolo todo desde una vuelta distinta cada vez. 

Tatuar me sirve ahora como una manera de poder financiarme durante el viaje y de establecer vínculos más profundos con las personas que voy tatuando en el camino. 


Espero que os haya gustado la entrevista, yo sinceramente me he quedado con ganas de conocerla en persona. Desde aquí le mando un beso y la invito a tomar algo cuando vuelva de su viaje. Mientras tanto seguiremos sus historias y su mágica voz en off  en su estupendo blog.

¡Muchos kisses!



No hay comentarios:

Te pedimos de favor que no dejes enlaces de tu blog/web o similares en los comentarios. ¡Muchas gracias por tú colaboración!

Utilizamos cookies propias y de terceros para ayudarte a mejorar tu navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Acepto Más información